Se encuentra en:Inicio / Embalar, meter en bolsa / Bolsas autocierre

Bolsas autocierre

Bolsas autocierre zip de plástico


Si tienes que embolsar una gran cantidad de objetos, te interesa ganar tiempo. Puedes ir embolsando cada producto y cerrando la bolsa con cinta adhesiva (que es una opción tan frecuente como poco elegante) o puedes ganar tiempo y ahorrar dinero usando bolsas autocierre. Con los diferentes sistemas de bolas autocierre de Ratioform ganarás tiempo y comodidad, a la vez que darás a tus mercancías una presencia mucho más agradable. Echa un vistazo a los diferentes modelos de bolsas autocierre que tenemos para ti:

Uno de los sistemas de bolsas autocierre más prácticos es el autocierre zip, que se cierra o abre aplicando una ligera presión. Un cierre rápido, reutilizable (puedes abrir y cerrar la bolsa varias veces, lo que la convierte en una buena opción por ejemplo para el almacenaje de piezas pequeñas) y tan limpio que es apto para alimentos. Tenemos dos tipos de bolsas autocierre zip, las transparentes normales y las que incorporan tres bandas en blanco para que puedas rotularlas. Disponibles en
56 tamaños y tipos diferentes para que tengas a mano las que mejor se adapten a tus necesidades. Estas bolsas de autocierre se usan mucho para componentes electrónicos, cables, conectores, piezas medianas y pequeñas e incluso para el transporte de líquidos en aviones.

Una variante del modelo anterior es igualmente una
bolsa autocierre zip , pero en este caso con una pieza deslizable que es la que abre o cierra la bolsa, a modo de cremallera. Esta bolsa autocierre está fabricada en polipropileno resistente, que la hace ideal para pequeñas piezas, productos textiles, productos a granel. Su cierre es reutilizable, fácil de utilizar y apto para alimentos.

Si estás pensando en bolsas autocierre de un sólo uso, tenemos de dos tipos, las que tienen la abertura normal y las que se abren por el lado longitudinal. De esta forma, rellenar tus bolsas autocierre será de lo más sencillo. Estas bolsas autocierre de un uso tienen una solapa en su cierre con una banda autoadhesiva: basta con introducir tu mercancía en tu bolsa autocierre, quitar el papel protector de la banda autoadhesiva y cerrarla aplicando esa solapa sobre la bolsa. Este tipo de bolsas autocierre son muy prácticas para productos textiles, cds, libros, catálogos. Admiten impresión, por lo que podemos personalizar las bolsas autocierre con tu logo, tu nombre o con la imagen que desees.

Si necesitas más resistencia tenemos
bolsa autocierre con cuerda , que se adaptan fácilmente a productos irregulares. Se utilizan a menudo para guardar en la misma bolsa un gran número de objetos pequeños. Ten a mano lo que necesites en bolsas autocierre con cuerda, por ejemplo colgando las bolsas de las cuerdas que sirven para cerrarlas.
Para componentes electrónicos que necesites proteger de eventuales descargas de electricidad estática, tenemos bolsas autocierre antiestática de dos tipos: bolsas autocierre antiestática de burbuja (para proteger además el contenido de pequeños golpes) y bolsas autocierre antiestática con cierre a presión, en materiales de diferentes resistencias.

Y finalmente, especialmente ideadas para documentos, tenemos dos tipos de bolsas autocierre: las
bolsas de papel acolchado blancas en su lado exterior (tan robustas que a menudo se utilizan también para productos pequeños y pesados pero cuya superficie quieras proteger, como por ejemplo herramientas) y sobres irrompibles de plástico, que son bolsas autocierre en color blanco puro, las que usan habitualmente los servicios de mensajería, resistentes al desgarro y al agua.

Como ves, de lo que se trata es de que no pierdas ni un segundo de más en embolsar lo que necesites, gracias a la bolsas autocierre Ratioform.