Estimado/a cliente,
Tu Javascript aún no está activado. Activalo para obtener un mejor rendimiento y no recibir molestas notificaciones. Activar el Javascript es muy fácil. Sigue las siguientes instrucciones y tendrás el Javascript activado en unos minutos.
¡Muchas gracias!
Se encuentra en:Inicio / Llenado, acolchado / Bolsas antiestáticas, conductoras de electricidad y embalajes ESD

Bolsas antiestáticas, conductoras de
electricidad y embalajes ESD

Bolsas antiestáticas, bolsas conductoras, bolsas embalaje de protección…


Ratioform te ofrece una dilatada experiencia en todo tipo de embalajes , y esa experiencia también aplica al transporte de materiales electrónicos. Las placas de circuitos integrados necesitan una protección que va más allá de los golpes y la humedad: su mayor enemigo es la ESD (descarga electrostática). Para prevenirla, tenemos una amplia gama de embalajes de protección especialmente ideados para combatir este fenómeno que puede dañar los circuitos y a menudo son irreparables. Estamos hablando de las bolsas antiestáticas.

Si tu terreno profesional tiene que ver con la electrónica o la informática, ya sabrás que las ESD son un fenómeno inherente a los materiales. La energía electroestática de nuestro propio cuerpo al manipular una placa con la mano, o de la fricción del material con el embalaje inadecuado, puede dañar los delicados circuitos electrónicos de tus mercancías. Pero todo tiene remedio si se sabe prevenir: tenemos tres niveles de embalajes de protección diferentes en forma de bolsas antiestáticas.

Una primera familia de
bolsas de embalaje de protección son las bolsas antiestáticas rosas. Estas bolsas antiestáticas forman una jaula de Faraday alrededor del objeto que contienen, lo que las aísla de las posibles ESD. Pertenecen a esta familia la bolsa de burbuja antiestática adhesiva (que además ofrece protección ante golpes con burbujas de film de tres capas y cierre autoadhesivo para facilitar su manipulación); la bolsa de burbuja antiestática (con una solapa del mismo material para que puedas cerrarlas fácilmente si no quieres usar el cierre autoadhesivo, más económicas que las anteriores pero con la misma fiabilidad); la bolsa antiestática con cierre a presión (con un cierre tipo zip y reciclables) y la bolsa antiestática Pink-Poly (de poliestileno antiestático permanente y soldable, de gran resistencia). Para el transporte de piezas electrónicas más grandes, puedes utilizar rollos de burbuja antiestática, que además de protegerte de las ESD te ofrecen la resistencia y protección de un film de tres capas y de burbujas de aire para absorber impactos.

Si vas a manipular y enviar objetos electrónicos más sensibles aún, puedes recurrir a nuestras bolsas antiestáticas pero conductoras de electricidad. Son nuestras bolsas de embalaje de protección negras. Al ser conductoras, permiten que la electricidad circule por su superficie sin afectar al objeto que contienen, que queda aislado y manteniendo su carga hasta que toque tierra. Nuestras bolsas antiestáticas negras se fabrican con un copolímero de polietileno de alta conductividad volumétrica. Ideales para cerrarse con aparato soldador o con etiquetas de advertencia.

¿Necesitas aún más protección contra las ESD? Si las bolsas antiestáticas rosas o las bolsas antiestáticas negras no son suficientes por que el circuito que vas a enviar es extremadamente delicada, recurre a las bolsas antiestáticas metalizadas o bolsas highshield. Estamos ante una bolsa para tecnología punta, fabricada con material de alta conductividad, que pueden utilizarse repetidas veces sin perder sus propiedades. Añaden una capa interior de polietileno disipador de estática. ¿Más aún? La bolsa antiestática highshield burbuja es lo máximo: es la bolsa antiestática highshield pero con una capa de burbujas en su interior, muy útil para productos pesados o cortantes.

Si ya sabes qué bolsa antiestática te conviene más, recuerda que Ratioform tiene todos los complementos que necesites:
bolsas antihumedad , etiquetas indicadoras de humedad, etiquetas de advertencia, soldadoras manuales para cerrar tus bolsas de embalaje de protección, cajas antiestáticas con espuma... Se trata de que cuando tu mercancía llegue a su destino, quién la reciba sepa que ha llegado en perfecto estado y no la estropee por desconocimiento.