Se encuentra en:Inicio / Llenado, acolchado / Chips de embalaje, lana de madera y otro material de relleno suelto

Chips de embalaje, lana de madera y otro
material de relleno suelto

Material para rellenar cajas, envases y embalajes


Hay casos en los que la mejor de las cajas podría no ser suficiente para proteger tus mercancías. Esto sucede cuando los objetos que vas a mover tienen una forma que no se adapta bien a espacios cuadrados (una tetera, jarra, cualquier pieza irregular). El objeto podría bailar dentro de la caja y acabar sufriendo golpes. Lo mejor en estos casos es utilizar material para rellenar, de manera que ese material fije el objeto y no se mueva dentro de la caja. El material para rellenar de Ratioform ocupa el espacio entre el objeto y la caja y lo protege de golpes.

En Ratioform te podemos ofrecer tres grandes familias de materiales para rellenar, para que puedas escoger qué acolchado te conviene más.

Tenemos material para rellenar a base de burbujas de aire. Las burbujas de aire ocupan un espacio variable, al ser flexibles, y te permiten acolchar la mayoría de los objetos en sus cajas. Tienes por ejemplo
almohadas de aire en sacos o almohadas de aire en cajas , fabricadas con film de tres capas pensadas especialmente para mercancías frágiles . Además de ser ligeras, limpias y seguras, las almohadas de aire son un material para rellenar reutilizable. Si no dispones de espacio para los sacos o cajas de almohadas de aire, puedes hacer tú mismo este material de relleno con las máquinas que te ofrecemos: así tendrás los rollos de film deshinchados hasta que necesites utilizarlos. Si quieres usar como material para rellenar almohadas de aire más pequeñas, tienes los rollos de papel de burbuja para la máquina Pillow Pack’r.

La segunda familia de materiales para rellenar que tienes en Ratioform son los
chips flo-pak BIO . Se trata de pequeñas almohadillas totalmente ecológicas, hechas con almidón de maíz y agua. Ligeras, higiénicas y reutilizables, las flo-pak BIO son ideales para inmovilizar y acolchar tu mercancía, siendo seguramente el material para rellenar más versátil. Una variante de este material es el Expafill, pequeñas piezas diseñadas en forma de 3 para que no se muevan y ocupen exactamente el espacio que tu mercancía deje libre en la caja, rellenando ese hueco e inmovilizando delicadamente el objeto que rodean. El Expafill es también un material para rellenar, es reciclable y reutilizable, no absorbe la humedad y no añade peso extra a tus envíos (el 99,5% de su volumen es aire)

Y finalmente, la familia de materiales para rellenar más tradicionales son los que se hacen con papel. Tienes dos gamas diferentes. La primera es más industrial, a base de papel kraft de una capa, reciclable y que cunde muchísimo: con un metro cúbico de este papel consigues hasta 75 metros cúbicos de relleno, al arrugarlo con la forma que necesites en cada caso. Te podemos proporcionar hasta el Fill Pack, un accesorio para convertir la hoja de papel en un acolchado perfecto sin esfuerzo alguno por tu parte. Y tienes una segunda forma de utilizar el papel como material para rellenar, más decorativa, para regalos o para objetos que requieran de una presentación más cuidada. Se trata del material para rellenar SizzlePack, un papel ecológico disponible en nueve colores diferentes para que tus mercancías no sólo viajen seguras con este material de relleno, sino también el fondo de color realce la belleza y elegancia de tus mercancías.