Estimado/a cliente,
Tu Javascript aún no está activado. Activalo para obtener un mejor rendimiento y no recibir molestas notificaciones. Activar el Javascript es muy fácil. Sigue las siguientes instrucciones y tendrás el Javascript activado en unos minutos.
¡Muchas gracias!
Se encuentra en:Inicio / Llenado, acolchado / Tubos, películas tubular y accesorios

Tubos, películas tubular y accesorios

Tubos de cartón para embalaje, películas tubulares y accesorios


Cuando un cliente de Ratioform necesita embalar objetos alargados, puede recurrir a los tubos para embalaje de medidas fijas, o quizás más interesante según el caso, a los tubos de cartón en rollo, para poder cortarlos a la medida que desee. Los tubos de cartón de longitud variable son una excelente solución para aquellas empresas que necesitan muchos tubos de cartón de medidas diversas. Al servir este tipo de tubos de cartón en rollo, el cliente elige en cada caso qué longitud le viene mejor, y así ahorra espacio. La alternativa es tener en el almacén muchos tubos de cartón de medidas diversas para utilizar el tubo de embalaje que mejor convenga en cada momento. Y aunque lógicamente es una alternativa válida, los tubos de cartón en rollo suponen un ahorro considerable en espacio, y en muchos casos también de precio.

¿Cómo funcionan estos tubos de cartón en rollo? Es muy sencillo. El tubo para embalaje se sirve enrollado, de tal manera que el cliente pueda desenrollar la longitud que necesite en cada caso, cortar a la medida que necesite para cada tubo de embalar, y cerrar los extremos con cinta o con grapas, según prefiera. Los tubos de cartón resultantes serán cuadrangulares (no cilíndricos). Estos tubos de cartón son ideales para embalar, empaquetar o enviar cualquier tipo de objeto alargado.

Los tubos de cartón en rollo se fabrican en cartón ondulado de una onda, y en una gama de medidas muy variada. Desde los tubos para embalaje de 100 milímetros de ancho y cien metros por rollo (que es la medida más pequeña de estos tubos de cartón), a los tubos para embalaje de 500 milímetros de ancho, y también de cien metros de largo. Estos tubos de cartón permiten por ejemplo embalar objetos de hasta 250 x 250 milímetros.

Algunas de las aplicaciones más frecuentes de estos tubos para embalar son el transporte o almacenaje de tubos metálicos, de patas de mesa, de trípodes plegados… También se pueden utilizar muy fácilmente estos tubos de embalaje para objetos planos y largos, como por ejemplo, listones de maderas que requieran cierta protección. Como estos tubos para embalar son cuadrangulares, pueden fácilmente aplanarse en forma de sobre alargado. Una versatilidad que sería muy difícil conseguir con tubos de cartón cilíndricos, que no permiten ser aplastados fácilmente para adaptarse a objetos planos.

Una buena alternativa a los tubos de cartón para un sinfín de aplicaciones son los
rollos de película tubular . Se trata de varios metros (de metro y medio a seis metros, según se prefiera) de film de polietileno preparado para que puedas crear tus propias bolsas tubulares a la medida que necesites en cada momento. Basta con desenrollar la longitud de película tubular que necesites para cada objeto, y cerrarla por los extremos, por ejemplo con un soldador portátil para bolsas. Tenemos bolsas tubulares de muy diversos tamaños, con rollo de burbuja y dos capas para máxima protección, bolsas tubulares transparentes, bolsas tubulares antiestáticas (para proteger su contenido de posibles descargas de electricidad estática que puedan dañar por ejemplo circuitos electrónicos). Hay una película tubular para cada uso, siempre encontrarás lo que necesites en Ratioform.